Zarpamos

Publicado el 27 de febrero de 2022

Todavía faltan diez minutos para el embarque. Hace una hora que he llegado. Adela siempre dice que voy apresurado pero ¿qué quieres? Demasiado viejo para cambiar ahora. Aún no estoy seguro de esto. No sé si debería subirme a ese barco. Hace demasiados años que ni hablamos. Y Adela se ha enfadado: «Mi hermano no tiene ningún derecho a pedirte que vayas. Se ha olvidado de nosotros veinticinco años, papá; veinticinco años». Y tiene razón. Pero veinticinco años no son suficientes para un padre. Nueve minutos. Ya zarpamos.

Deja un comentario

Requerido.

Requerido. No será publicado.